tomates

Con el verano y las altas temperaturas, los platos de cuchara se dejan de lado para dar paso a platos más refrescantes como el salmorejo. Esta crema servida habitualmente como primer plato, no es más que el resultado de la mezcla de migas de pan, aceite de oliva y ajo. En Restaurantes Centenarios descubrimos su origen.

La historia del salmorejo, se remonta a los primeros instantes de la humanidad en los que se trituraban los ingredientes en un par de piedras. Esta forma de cocinar por trituración mecánica era muy popular, y se aplicaba a un gran número de alimentos. En los inicios no llevaba tomate, y eso lo convertía en lo que se denomina salmorejo blanco. Posteriormente, se incorporaría el tomate como ingrediente que aportaría el color rojo de esta receta.

El origen del salmorejo tal y como lo conocemos hoy en día, comenzó siendo una plato consumido por la población más humilde fuera de Andalucía. En otros casos se cree que el origen del salmorejo es árabe, que fueron los que arraigaron su consumo durante los siglos en los que ocuparon la Península Ibérica.

Esta deliciosa receta ha llegado hasta nuestros días dando color a las recetas propias del verano. ¿A qué esperas para probarlo en nuestros Restaurantes Centenarios?