cocido lhardy

Con la llegada de las primeras olas de frío, aunque parezca mentira, solo nos apetece salir de casa abandonando el sofá y la manta para probar algún plato de cuchara que caliente el cuerpo. Os contamos que además del típico cocido madrileño que es el más solicitado, no es el único, en Madrid se buscan también otros platos que saborear a golpe de cuchara, hablamos de grandes clásicos como los callos o la fabada, y de otros menos conocidos como las verdinas.

El cocido madrileño: por supuesto el plato estrella desde que llega el otoño, y en algunos hogares incluso antes. En Madrid puedes encontrar excelentes cocidos como el de los centenarios Malacatín y Lhardy, cada uno con su toque particular pero con la misma esencia, elaborando de forma tradicional, tras horas de cocción, sirviendo en varios vuelcos el caldo para los fideos de la sopa, el repollo, garbanzos, morcillo, jamón, tocino y chorizo.

Los callos: Excelente y contundente plato de cuchara para combatir el frío, en este plato, es imprescindible que la materia prima que se utiliza sea de primera calidad, y la paciencia a la hora de prepararlos, ya que hay que lavarlos varias veces, limpiarlos a conciencia y cocerlos durante más de tres horas y media. Este plato es recomendable tomarlo siempre en restaurante para disfrutarlos en su punto exacto, suculentos, untuosos y muy sabrosos.

Las verdinas: Todos conocemos las alubias, tanto las blancas como las pintas, pero hay una variedad menos conocida por los madrileños que resultan igual de sabrosas, las verdinas. De origen asturiano, su producción es menor que el resto de legumbres y son más suaves a la hora de la cocción, lo que las convierte en un plato casi gourmet, menos pesado y con más variantes a la hora de cocinarlas.

Las lentejas: Que siempre las comes y nunca las dejas.... En todos los hogares se empieza a cocinar este plato desde que finaliza el verano, por eso de que hay que comer legumbres por lo menos una vez a la semana…. Aunque sigamos diciendo que las mejores lentejas son las de nuestras madres, si quieres probar unas lentejas con un toque diferente hazlo fuera de casa, es un plato que se sirve en restaurantes, las puedes encontrar estofadas con morcilla asturiana, patatas, zanahoria, chorizo, puerro, cebolla, laurel, pimentón y aceite de oliva, que sería la receta más tradicional, pero también puedes probar recetas más sencillas aunque igual de sabrosas como son las de Casa Ciriaco que las hacen con un sofrito de cebolla, patata, ajo, laurel, chorizo y pimentón.

La fabada: Hay otra gastronomía a parte de la madrileña que destaca por sus platos de cuchara, la asturiana. En Madrid esta cocina cuenta con una legión de fieles porque no nos podemos resistir a una buena fabada en invierno por su olor, potencia de sabor y textura. Este plato tradicional asturiano lo puedes encontrar en la carta de la mayoría de los Restaurantes Centenarios en cuanto empieza el otoño.