Cafe Grande

Aunque no están muy claros los orígenes del café como bebida, parece que la planta que produce los frutos de donde se obtiene esta bebida es originaria de África, en concreto de Etiopía.

Tardó muchos siglos en extenderse por todo el mundo, pero ya desde la Edad Media se conocían las propiedades estimulantes de esta bebida, la cual era empleada por religiosos para mantenerse despiertos en las oraciones nocturnas. En Europa se hizo muy popular en el siglo XVIII, lo que motivó que se extendiera su cultivo en todas las colonias de clima tropical.

El café es una bebida que tiene muchos beneficios para el ser humano. Algunos de ellos son:
• Es un potente antioxidante: ya que ayuda a retrasar el envejecimiento natural de las células del organismo
• Previene algunas enfermedades: gracias a su efecto sobre el sistema nervioso, diversos estudios indican que puede prevenir enfermedades cardiovasculares, respiratorias e ictus.
• Mejora la concentración y focaliza la atención: su alto contenido en cafeína, que como ya hemos dicho es un estimulante del sistema nervioso, permite que estemos más despiertos y tengamos más agilidad mental.

Pero como todo en esta vida, los excesos nunca son positivos y el café no iba a ser una excepción. Un consumo excesivo de café (más de tres tazas diarias) puede producir algunos problemas de salud:
• Hipertensión
• Ansiedad y nerviosismo
• Deshidratación
• Problemas estomacales

Ya que hablamos de café, desde Restaurantes Centenarios, nuestra mejor recomendación para degustar un delicioso café es que visitéis el Café Gijón, lugar de encuentro de grandes artistas y literatos de finales del S.XIX y el S.XX