images 1Madrid es la cuna cultural siendo sede de los principales museos españoles, alberga importantes teatros y fuentes diversas de ocio. Y cómo no, arrastra una importante trayectoria en cuestión de lo que a tradición culinaria se refiere. Y es que, la capital cuenta con una importante tradición culinaria. Muestra de ello son los restaurantes que abrieron sus puertas hace más de un siglo.

El comensal que acuda a estos restaurantes disfrutará de las recetas de siempre, las que han ido pasando de generación en generación. Casa del Abuelo, Casa Pedro, Lhardy, Casa Alberto, Bodega Ardosa, Casa Labra, Taberna Antonio Sánchez, Posada de la Villa, Malacatín, Café Gijón o Casa Botín son algunos de los restaurantes que forman parte de este "club".

Durante décadas, se han ido adaptando a las circunstancias, pero sin dejar de lado los platos típicos de nuestra región que tan famosos les han hecho. Los callos, el cocido, el rabo de toro o la tortilla de patata son algunos de los platos más representativos de la ciudad.

Hay que tener en cuenta que la capital ha sufrido una gran evolución adaptándose a cada situación. Los primeros pinchos que se dieron fueron los arenques y el bacalao seco, ya que era muy complicado consumir productos frescos hasta la llegada del ferrocarril.

Ahora, en los restaurantes es muy típico disfrutar de un aperitivo en donde priman los torreznos, las aceitunas, la torilla de patata o los calamares rebozados, entre otros.

No esperes más y ven a disfrutar de nuestros aperitivos y tapas tradicionales en nuestros Restaurantes y Tabernas Centenarios.