Buñuelos de viento

En el día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos es costumbre tomar Buñuelos de Viento. Y cuál es su origen?...

Se cree que surgieron en Almogía, un pueblo de Málaga, en el año 1090, cuando el rey sevillano Mohamed ben Abad Al Motamid cercó la fortaleza de la ciudad. Viendo que escaseaban tanto la comida como la leña que usaban para los hornos, un panadero llamado Abdelaziz ben Drisi el Jabazún hizo recuento de vituallas y decidió preparar unas tortitas de masa de agua y harina; luego las subió a lo alto del castillo y las metió en los calderos de aceite hirviendo que se usaban para arrojarlos a los asaltantes. Así surgieron los buñuelos de viento.

Su base es una pasta hecha a base de harina mezclada con leche, huevo y levadura que se fríe en abundante aceite. Los hay salados o dulces, de calabaza, de bacalao, de yuca… y los de viento que, una vez fritos, se rellenan de crema o de chocolate, por ejemplo.

En estos días de fiesta, pásate por nuestros Tabernas y Restaurantes Centenarios, y disfruta de la Gastronomía Madrileña a base de recetas de la cocina de "toda la vida".